03 febrero, 2009

Cansancio

Cansancio.
(De cansar).
1. m. Falta de fuerzas que resulta de haberse fatigado.
2. m. Hastío, tedio, fastidio.

Esta definición según la RAE, es la palabra del mes, sino del año. Desde que ocurrió el incendio tengo cansadas hasta las pestañas.

Aunque ya tengo compañera nueva, Esther, con muchas ganas de trabajar y de hacer cosas (ya se le pasará, este estado es circunstancial y si no lo és habrá que sacarse el sombrero) aún arrastro el triple trabajo con se me ha cargado durante casi un mes.

Añadamos el trabajo extra de tener que limpiar la cocina nueva, revisar lo recuperable, volver a limpiarlo, hacer listas interminables con aquello que se deberá comprar en un futuro, hacer cenas intentando que la vitro nueva no provoque otro incendio, poner lavadoras, recoger los juguetes de las niñas (eso equivale a cualquier cosa que puedan utilizar para tirarse/nos a la cabeza), leer las notas de los profes, pensar en qué se llevarán mañana para desayunar (incluida yo)..., en fin, todas aquellas cosillas que hacen que la perspectiva de ponerse enfermo, a propósito por supuesto, y tener un día para una sola, parezca algo bastante cercano al paraíso, siempre y cuando eso signifique poder quedarme debajo del nórdico durante todo el día, saliendo solo para cosas totalmente necesarias (ya me entendéis).

Aún no he hecho fotos de la cocina, no tardaré, me faltan las cortinas que todavía no he decidido cómo van a ser y eso me llevará unos días, además de comprar alguna planta para animar el ambiente un poco más.

Así el panorama, he aprovechado las pocas horas de descanso que me quedaban para ir rematando temas, y hacer casi de un tirón un kiri para mi señora suegra, aunque presumo que le encontrará pegas. Qué se le va a hacer, no se puede contentar a todo el mundo.

Además, del pedido que hice a Café Knit, ni sombra, por lo que me enviaran otro con sustituciones de casi todo lo pedido originalmente (la segunda entrega de la Debbie Bliss Magazine, a falta de la primera, unos marcadores de vidrio y un botón vintage para el Brea Bag que está esperando el botón para ser regalado).

Lo que si me ha llegado ha sido este precioso libro, que esperaba desde antes de Navidad. Ya he visto algún patrón que podré poner en práctica en cuanto acabe con los ufos. Y también me ha llegado mi auto-regalo de Reyes. Ahora ya puedo comprar cualquier lana, que la poder ovillar sin problemas.

: )

3 comentarios:

Belén dijo...

va nena, molts ànims!
per cert, com ho fas pq t'enviin la revista de la Debbie Bliss? creia que no feien delivery a aquí...
ja diràs!

petons

Prunila dijo...

¿Por qué regalar el Kiri a tu suegra? Enséñaselo y le dices que es para ti, cuando esté muerta de envidia accedes a regalárselo y si no le gusta... te lo quedas!!!
Amiga aperende a cuidarte, teje para que encuentren pegas pués NO! Igual me meto en lo que no debería pero estoy harta de que la gente reciba quejas cuando regala preciosidades, je je.... Ya no podemos esperar a ver tu super cocina, pon algún plato para animarla. Besos!!!!!!

Adijirja dijo...

Que no vayas tan negativa... seguro que le gusta!!! yo le reglé a la mía una simple scarf y se quedó encantada!!! hasta mi hermana, que es bastante negada para esas cosas, flipó con la suya. Así que... en plan positivo. Además el kiri es super bonito, así que como dice Prunila, sino "pa' ti"
Seguimos ansiosas por ver tu cocina nueva...
Abrazos,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails