25 agosto, 2008

Ya estoy de vuelta!


La preparación para irme de vacaciones empezó así: tumbada mientras me hacían la pedicura y apuntando frenéticamente todo lo que tenía que llevarme para las vacaciones (biberones, pañales, chupetes...), seguido por una más que compulsiva visita a la tienda para proveerme de ropa durante las vacaciones (empezaba la oferta del 2 x 1, y eso no se puede desaprovechar) así que me compré un par de bermudas, un par de faldas, un vestido negro y como unas cuatro camisetas. Por lo que mi maleta engordó a un ritmo diabólico (casi lloro para cerrarla).

El viaje hacia Sabiote fue tranquilo, las niñas dormían y Joan y yo íbamos hablando. Todo fue bien, hasta unos cuarenta kilómetros antes de llegar, como hacia las cinco de la madrugada, se me empezó a cortocircuitar el cerebro por falta de sueño y empecé a tener micropesadillas con comentarios por mi parte (suelo hablar mientras duermo), por lo que a Joan le cogió un ataque de risa y yo lloraba soñando que estaba estirada en una cama durmiendo.

Al final llegamos sobre las cinco y media de la madrugada y pusimos a las niñas a dormir (más) y nos estiramos como pudimos, por que a eso de las nueve mis petardillas ya estaban en danza por el patio y chillando como locas.



Y el lunes de compras por Úbeda, una ciudad pequeñita (Patrimonio de la Humanidad) y que tiene de todo: unas cafeterías fantásticas, tiendas de ropa caras y baratas, zonas de bares y tapas, heladerías, librerías y sobre todo, un casco antiguo precioso y un parador nacional donde se come de lujo.


Otro lugar digno de ser visitado es Baeza y un lugar obligado para comer es Casa Juanito (no hay fotos, se me olvidó la cámara, a ver si rescato algunas de la de mis padres) y en estas dos ciudades, por si no lo sabéis, se grabaron muchas escenas de "Alatriste".

En cuanto a tejer, he seguido con el Hanami, aunque antes de salir tuve que deshacer casi todo lo que tenía hecho: no me convencía ni cómo había colocado las perlitas del inicio, ni como estaba quedando con la lana que había escogido. En el último momento deshice y cambié la lana por un Lorna's Lace color cereza, que compré hace tiempo en All you knit is love, y algo he avanzado.
Pero lo que si he hecho ha sido el Helena para mi ídem, en algodón blanco que compré precisamente en Úbeda en Semana Santa y que además me ha servido para practicar con las circulares cómo les vi hacer a las Fabulosas Puffy-Falafel (me cuesta, pero acabé dominándolo).




El aterrizaje en el trabajo no ha sido malo (sin periodo de transición es mejor, no hay tiempo para llorar) y de momento reina la tranquilidad. En cuanto pueda postearé las fotos del Helena acabado in extremis el último día de vacaciones.

Efemérides:
Una insolación de Helena mientras estábamos en Almuñécar, y a Claudia se le ha caído su primer diente (con regalo de ratoncito Pérez incluído), y que casi me hace llorar: "Mamá, mamá! Mira! se me ha caído el diente! Ya soy mayor!" (snif, snif)

4 comentarios:

Amparo dijo...

Bienvenida!!!
Yo también he vuelto, y también me lo pasé muy bien.
El Helena tiene una pinta muy buena, estoy deseando verlo, y también el Hanami.
Saludos.

Nutsue dijo...

Si! bienvenida! Yo aún tardaré unos días en regresar pero ya ves que no desconecto para nada!

Laurita dijo...

Cómo me alegro de que todo te haya ido bien y te hayas divertido tanto... Precioso el Helena como creo que ya te dije alguna vez (de verdad que es que me encanta...)

En Jaén no he estado nunca, pero me encantaría visitarlo (más si cabe ahora que me has contado lo de Alatriste, película que me encanta)

Cuídate mucho, reina, y sé muy feliz. Besos.

MJ dijo...

Bienvenida! Me ha gustado mucho Sabiote, habrá que visitarlo.

Lo de Claudia y su diente, una monada... que graciosa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails