23 septiembre, 2010

Felicidad

Soy feliz... dicen que la felicidad no es un estado, sino momentos discontínuos que nos hacen tirar hacia adelante, entre otros momentos que no son buenos o no tan buenos. Pues bien, hoy soy feliz.
Hemos cenado los cuatro juntos sin ser fin de semana, sushi para nosotros y tostadas con jamón para las nenas. Ha sido un día duro en cuanto a trabajo se refiere, pero estoy satisfecha. Esta mañana me pesé y he perdido 4 kilos! (de ahí la celebración con sushi... para compesar!)
Claudia ha empezado hoy sus clases de ballet y está muy contenta, ya que le ayuda a mejorar junto con la logopeda. Aparentemente tiene "inmadurez de la lateralidad cruzada", no es una patología, pero si que no la ayudaba precisamente a avanzar en cuanto a la lectura y escritura, y no le dejaba distinguir entre derecha e izquierda, y por fin parece que entre eso y el ballet, ha avanzado muchísimo. Se la ve feliz y por eso yo también lo soy.
Helena ya distingue todas las vocales y algunas consonantes, todos los números y se está descubriendo como una gran actriz allá donde las haya (como todos los niños de su edad, supongo), pero tiene carácter, siempre está riendo y nos roba el corazón con sus mimitos.
Mis proyectos avanzan, quizás más lentamente de lo que yo quisiera, pero avanzan.
Y además mañana tengo fiesta (la Mercè), y estaré libre como un pajarillo, así que para empezar el día, desayuno con las amigas y después ya veremos: compras, paseo, cotilleo, relax... quién sabe?

2 comentarios:

Belen dijo...

doncs disfruta els petits moments de felicitat nena, valen molt la pena!

petpnets

Rosalía dijo...

gaudeix d'aquests moments robats perque s'allarguin en la memòria.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails